AYUDEMOS A QUE LOS ANIMALES SOBREVIVAN Como Vives los Afecta a Ellos

NOSOTROS PROVOCAMOS EL CAMBIO CLIMÁTICO

El clima cambia a un ritmo sin precedentes y no todos los animales se pueden adaptar a tiempo. (Ni todas las plantas.) Las actividades humanas provocan el cambio climático, pero los más perjudicados son los animales (a costo plazo; a largo plazo, la humanidad se enfrenta a un problema que quizá no tenga solución). Tanto los animales terrestres como los marinos se ven afectados por el calentamiento global. En general, el cambio en el clima les afecta en dos vertientes: su distribución y la relación con sushábitats naturales, y su comportamiento. Si no se detiene el cambio climático, una cuarta parte de las especies del planeta (entre animales terrestres, aves y plantas) podría extinguirse. La única solución es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de una forma radical.

¿Qué puedes hacer y cómo ayudar?

El problema principal del calentamiento global y del consiguiente cambio climático es que se basa en gran medida en efectos secundarios de la sociedad de consumo, una sociedad que vive para consumir, que se educa para trabajar y comprar, que basa sus niveles de “felicidad” en lo que tienen y consumen, mientras más grande la casa, mejor, mientras más grande el automóvil, mejor, mientras más gordos… bueno, ahí no, pero sí nos ponemos gordos por los excesos de la sociedad de consumo. La forma en la que tú, de manera básica, puedes ayudar y poner de tu parte para mitigar tu huella de carbono, es disminuir tu desperdicio, los excesos y optimizando el uso de recursos, entre ellos la gasolina y la electricida

Autos y el ambiente

Si manejas un auto contribuyes de manera significativa a las emisiones de dióxido de carbono, que es el gas que es mayormente el causante de esta emergencia mundial, al utilizar luces en tu casa (mucha, si no toda la electricidad ha sido generada a través del consumo de petróleo, carbón o gas y, por lo tanto, tiene como producto de desecho el CO2), la basura que creas también se relaciona con emisiones de gases de efecto invernadero.

Si nos enfocamos a estos puntos podemos mejorar y disminuir nuestra contribución al problema haciendo lo siguiente:

Disminuir el uso y abuso del automóvil.

En EE.UU. y muchos países “desarrollados” se suben al auto para ir a la tienda de la esquina, cuando fácilmente podrían caminar o ir en bicicleta. También es común ver gente comprar autos grandes de tracción en las 4 ruedas cuando sólo los usan para viajar en la ciudad, muchas veces solos.

  1. Caminar más.
  2. Usar más la bicicleta.
  3. Utilizar el transporte público.
  4. Exigir a sus autoridades mejoras en vías para bicicletas, peatones y el transporte público, un país realmente desarrollado ofrece esas opciones.
  5. Si compran un auto que sea eficiente y emita pocos gases invernadero.
  6. Manejen bien. Utilizar el auto como un adolescente bobo, acelerando y frenando abruptamente desgasta el auto, pero más importante, gasta más y emite más contaminantes y APAGUEN el motor si están esperando en alguna parte!
  7. Mantengan su auto en condiciones óptimas (revisiones).
  8. Revisen el nivel de inflado de sus neumáticos.
  9. Utilicen combustibles renovables
  10. Consideren la compra de autos eléctricos o híbridos.

Lo que puedes hacer en la casa

No se me olvidará nunca ver cómo los amigos gringos vivían y desperdiciaban sin considerar las consecuencias. El aire acondicionado todo el día, aunque no estuvieran en casa, las luces nuncas las apagaban, el equipo de música prendido, las computadoras, hasta la TV encendida y nadie viéndola, luces por todas partes, por el frente, por los lados, etc., y ahora nos preguntamos por qué el mundo ya no aguanta más… hay que ser muy ingenuos (por no decir algo peor).

  1. Cambiar tus focos (ampolletas, bulbos) de incandescentes a ahorradores de inmediato. Aunque son caros, los LED también son una buena opción.
  2. Comprar productos de enfriamiento, calentamiento, electrónicos y eléctricos que utilicen la energía de manera eficiente, en algunos países está el estándar Energy Star.
  3. Aislar bien los hogares, reduce el gasto energético hasta un 20%.
  4. Las tres R’s: reducir, reutilizar, reciclar. Tratar de disminuir la producción de basura y desechos orgánicos. Compre lo que pueda comer, sírvase porciones que pueda terminar, coma lo que ha guardado en el refrigerador antes que se dañe, etc. Si puede, considere hacer compost en su patio. Al comprar escoja productos orgánicos y de empresas responsables y productos que utilicen menos empaque.
  5. Uso eficiente del agua en el hogar. Duchas cortas, uso esporádico de la tina, métodos eficientes de lavado de platos, apaga el agua mientras te lavas los dientes y afeitas. Repara fugas lo antes posible. Riega en el momento más frío del día. Utilice grifos de baños, duchas y cocina que sean ahorradores.
  6. Utilice el sol para calentar su agua y si es posible instale paneles solares para crear su propia electricidad.

En el trabajo

  1. Configure sus equipos para entrar en modo de hibernación después de un periodo sin uso. Apague el equipo y luces al final del día.
  2. Utilizar equipo electrónico eficiente, una opción es Energy Star, si su país los ofrece.
  3. Aislar y utilizar equipo de enfriamiento y calefacción eficientes.
  4. Las tres R’s: reducir, reutilizar, reciclar. Imprima sólo si es necesario, imprima y copie en ambas caras del papel, compre papel y otros suministros de material reciclado. El equipo antiguo puede donarse a colegios y otras entidades.
  5. Disminuya el uso de energía en su transporte a la oficina o negocio. Utilice transporte público, bicicleta, haga carpooling (viajar con colegas en un sólo auto) para ahorrar no sólo recursos, sino dinero.

Considerar los efectos sobre el ambiente, disminuir su huella de carbono en el calentamiento global también es bueno para su economía y salud mental.

articulo de http://cambioclimaticoglobal.com

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment